El Arrastre de Caudas

Image result for ceremonia del arrastre de caudas

Entre la inmensidad de preguntas que el corazón suele hacerle al alma, buscando una respuesta tibia y desesperada, son los aires de fuerza de alegría y de pasión los que despliegan esta noble y milenaria tradición, la misma que en la transición de los años no cambio ni se modificó, lo notable es que se mantuvo firme a pesar de los cobardes que se atreven a criticarle.

Quizá muchos no entenderán de que se trata el Arrastre de Caudas y la verdad su nombre es tan intrigante que fomenta el asombro en quienes solo a preguntar se atreven.

Para entenderla mas es la única ceremonia de conmemoración fúnebre en homenaje a Cristo si bien era celebrada solo en Roma, es fácil determinar que debió llegar a nuestras tierras con los famosos conquistadores.

Image result for ceremonia del arrastre de caudasEn la ceremonia participan seis clérigos más conocidos como “Los Primados” quienes son los más antiguos al servicio religioso y que su edad promedio es de 80 años. Los mismos ingresan a la iglesia vestidos con una túnica blanca que simboliza la pureza de su trabajo, sobre la túnica usan una capucha con capa negra la misma que es conocida como Cauda, esta túnica tiene varios metros de largo y se arrastra en señal de purificación de los pecados.

Mientras los clérigos caminan, a su llegada atentos espera en el Altar el Arzobispo de Quito, el mismo viste una túnica dorada, purpura y blanca, adornada con prestigiosos hilos de oro y plata, junto a él se encuentran dos canónigos vestidos de blanco y purpura, ellos representan la penitencia.

Sin duda lo más impactante es que en la ceremonia para representar la presencia de Jesús se utiliza el “Lignum Crucis”, esta reliquia es guardada celosamente ya que es de oro, piedras preciosas y que sorprendentemente lleva en el centro fragmentos de la cruz donde fue crucificado Jesús.

A la cruz se le rinde homenaje con una bandera negra que representa a la humanidad en las tinieblas, esta lleva una enorme cruz cristiana de color rojo en el centro representando el martirio.

Mientras la ceremonia se está desarrollando se puede escuchar el órgano viejo resonar con una música fúnebre y tenebrosa, mientras las teclas arrancan con simbólico dolor las imágenes de la muerte de nuestro señor.

No se trata de una simple reservación, se trata de una noble y pura tradición que se impregna en los corazones más dolidos y lastimados, se mantiene en las creencias más firmes y duraderas.

“Cerrando los ojos es cuando aprendemos a entender todo lo que tenemos a nuestro alrededor”






Comentarios

Entradas populares de este blog

Imagenes escondidas

Hablando sobre alimentos ancestrales..